Beneficios del uso del calor y el frío

El cuerpo humano se encuentra cubierto en su totalidad por piel, la cual, cumple la función de proteger los órganos vitales de los diferentes factores ambientales a los que estamos expuestos a diario, sin embargo, hay momentos en los que llega a presentar daños causados por accidentes, golpes o intervenciones quirúrgicas.


Existen diferentes técnicas que ayudan a que la piel recobre su apariencia y firmeza, una de ellas es el uso del frío y calor. Por medio de este método se evita tener rigidez y dolores musculares. 


Existen diferentes maneras de aplicarlo, para el calor puedes tomar duchas de agua tibia, frazadas eléctricas, compresas o bolsas de agua. En el caso del frío puedes utilizar bolsas con hielo envueltas en toallas. 


Otras personas se sienten cómodas realizando la combinación de ambas temperaturas, puedes sumergir el área del cuerpo en agua caliente y después fría, ayudará a desinflamar y aliviar los dolores. 


Prueba las tres opciones y decide con cuál de ellas te sientes más cómoda; recuerda que ambos métodos son eficaces para los tratamientos en la piel pero debes considerar no exponerte por más de 15 minutos y utilizar un trozo de tela al momento de colocar las compresas. 


Antes de aplicar el método del calor y frío acude a tu médico para asegurarte que esta técnica es la opción ideal para ti. 


Fuente: Arthritis Foundation
Link:http://espanol.arthritis.org/espanol/tratamientos/terapias/terapias-alternativas-complementarias-calor-frio/
 




SUSCRIPCIÓN