¿Cancel de baño o cortina?

El baño, un espacio de relajación y tranquilidad, por esta razón es muy importante las decisiones que tomamos al momento de remodelarlo, sobre todo la regadera, pero, ¿cuál es la diferencia entre poner un cancel y una cortina?
 
Puedes encontrar canceles con detalles de acero que cuentan con paredes de cristal o con un estilo de plástico ligero. Este elemento no permite que el agua sea salpicada hacia afuera de la regadera y da más vista que una cortina. Para su colocación es necesaria la ayuda de un experto, así evitarás la presencia de fugas de agua. En el caso de la limpieza, procura retirar el exceso de agua con un jalador o con un paño suave, aplica con un rociador un poco de vinagre con bicarbonato de sodio, después de 15 a 20 minutos enjuágalo con abundante agua, esto ayudará a que el jabón sea retirado por completo de las superficies.
 
Las cortinas de baño son prácticas y ligeras y están hechas desde algodón para dar una apariencia más estética o sintéticas de vinilo o poliéster. Las puedes comprar en tiendas de autoservicio o en centros comerciales. Los diseños llegan a ser impresos o simplemente con texturas. En el caso de ser un baño de niños, puedes comprar cortinas con dibujos y estampados de animales para crear un ambiente divertido. Para su colocación solamente necesitas un soporte tubular de metal o plástico y unos pequeños ganchos, éstos los encuentras en la misma tienda en donde compres la cortina. Su limpieza es sencilla, puedes lavarla a máquina con agua caliente y vinagre. Una de las ventajas de las cortinas es que mantienen la amplitud de tu baño al poderla recorrer, así como poder de un extremo a otro.
 
Ambos son un elemento que ayudará a mantener la apariencia y prolongar la limpieza de tu baño, tú que prefieres, ¿cortina o cancel?




SUSCRIPCIÓN