Cómo cuidar tus pulmones

Diariamente respiramos la cantidad de oxígeno suficiente para mantener en correcto funcionamiento el organismo, pero muchas veces la calidad del aire no  es la adecuada, provocando daños en los pulmones que se manifiestan a largo plazo.
 
Tanto en el trabajo como en el medio ambiente podemos encontrar una gran cantidad de sustancias nocivas para la salud, entre las que destacan:
 
-       Polvo: Estas partículas viajan con el aire y las respiramos al momento de inhalar, quedándose en las paredes de los pulmones. Pueden ser derivados de la madera, carbón, granos de cereal, café, metales, entre otros. 
-       Gases: Son exposiciones a sustancias químicas que se desprenden a partir de altas temperaturas, principalmente en el trabajo.
-       Vapores: Esta contaminación se da por el uso de solventes que irritan la nariz, la garganta y afectan en gran medida a los pulmones.
 
Para mantener en buen tu sistema respiratorio procura hacer uso de cubre bocas, humidificadores, mascarillas, entre otros. En el caso que seas deportista, evita realizar ejercicio al aire libre por la tarde.
 
Si presentas falta de aire o dolor en el pecho te recomendamos acudir lo antes posible a tu doctor para que realice la valoración adecuada.
 
Fuente: Academia Americana de Médicos Familiares, AAFP Foundation
Link: http://es.familydoctor.org/familydoctor/es/prevention-wellness/staying-healthy/occupational-health/occupational-respiratory-disease.html




SUSCRIPCIÓN