Cómo elegir el rubor adecuado a tu piel

Para muchas personas, las mejillas sonrojadas son un símbolo de buena salud, sin embargo, por el tono de piel y sus características éstas no logran tener esa coloración a lo largo del día, por ello, la industria del maquillaje creó el rubor.
 
Existe una gran variedad de colores, así como de texturas, haciendo que el proceso de selección se torne confuso, por ello Jabones Kleenex® trae para ti varios consejos para que conozcas cuál es el indicado para tu tipo de piel:
 
-       Piel clara: Resalta el tono natural de tu rostro utilizando tonos vino, rosa, pasteles y duraznos.
-       Morenas: Elige el rosa oscuro, coral, bronce y rojo quemado, recuerda que mientras más oscura sea tu piel, más oscuro debe ser tu rubor.
-       Piel dorada: Los tonos cobrizos y tostados son perfectos.
 
Hay imperfecciones que dejan muchas veces marcas rojas en el rostro, provocando que la aplicación del rubor no sea la adecuada. Utiliza un poco de corrector para emparejar el tono de tu tez.
 
Pellizca tus mejillas suavemente y observa el color natural que adquiere, ese es el tono indicado a tu tipo de piel. Recuerda combinar el tono de tus labios con el color de tu rubor. Durante el día elige colores más naturales y los fuertes por las noches.
 
Antes de comprarlo realiza varias pruebas en una pequeña área en el brazo para que te asegures de cómo lucirá en tu rostro.
 
Fuente: Salud Actual




SUSCRIPCIÓN