Cómo mantener tu casa fresca

La mayor parte del calor proviene del reflejo del sol en las ventanas, por ello utilizar persianas, cortinas, entre otros, ayudan a bajar la temperatura en el interior de tu hogar, evitando que se convierta en un invernadero.
 
Mantén las puertas abiertas para permitir la circulación de aire de manera natural. Al cerrar las habitaciones estás evitando que el aire fresco llegue a las zonas con mayor presencia de calor. Utiliza sábanas y fundas de almohadas  de algodón para que la transpiración sea mejor.
 
Un truco que pocas personas saben al hacer uso de los ventiladores, es que durante la época de verano las aspas deben de girar al sentido contrario de las manecillas del reloj y a una mayor velocidad. Creará una sensación de brisa que te mantendrá fresca por más tiempo.
 
Procura evitar el uso en casa bombillas que luces incandescentes, estas generan el 90% de si energía en calor.
 
Mantén tu hogar fresco y disfruta de ella durante los días de clima cálido. Recuerda utilizar ropa fresca y utilizar las telas adecuadas para evitar acalorarte durante el día.
 
Fuente: Huffingtonpost, España Prisa Noticias S.L.U.




SUSCRIPCIÓN