Consejos para el mantenimiento de la higiene en los baños

El baño es uno de las habitaciones con la mayor cantidad de bacterias y microorganismos dentro del hogar, la oficina y las escuelas, por ello es indispensable tener una higiene profunda diariamente.  


Este es el espacio en el que se realizan las necesidades fisiológicas al igual que el aseo corporal, creando el espacio ideal para la propagación de bacterias gracias a la humedad de la regadera, el retrete y los elementos que se encuentren mojados.


Aquí te traemos varios consejos que te ayudarán a evitar que este espacio se convierta en un foco de infección: 


  • Recuerda tener un cepillo especial para el lavado del WC, son de un tamaño  pequeño, de forma redonda y tienen su propia base para poderlos colocar cuando no estén en uso. Al terminar, agrega un poco de cloro para asegurarte que todos los espacios este perfectamente desinfectados. 
  • Deja secar los elementos de baño como las esponjas y la toalla al aire libre. 
  • Utiliza franelas específicas para la limpieza del lavabo, limpia con agua, jabón y un poco de bicarbonato. Este último elemento te ayudará a remover las manchas de gotas de agua de los grifos. 
  • Después de bañarte seca con una franela cada una de las paredes para evitar que se condense la humedad. 
  •  
  • Procura lavar los baños de tu casa de 3 veces a la semana utilizando los elementos adecuados. Recuerda que este espacio debe tener buena ventilación para permitir la entrada de aire fresco y salga el vapor de la humedad.    


Fuente: Salud en Familia 
Link: http://www.saludenfamilia.es/general.asp?seccion=529#2632
 




SUSCRIPCIÓN