Consiente a tus pies

Los pies son la parte del cuerpo que tienen el menor tiempo de descanso ya que su función es el sostén y la movilidad.
 
La sudoración es uno de los factores presentes todos los días debido al tipo de pH y al tipo de calzado que usamos. La mayoría de las veces el relleno de los zapatos llega a ser sintético  provocando mayor cantidad de sudor y un olor desagradable, por esta razón es de gran importancia el tipo de higiene que tenemos.
 
Para lograr la limpieza adecuada es esencial seguir las siguientes recomendaciones:
 
  1. Lavar los pies a diario por las mañas y las noches desde los tobillos, teniendo especial cuidado entre los dedos con agua fría o tibia y Jabones Kleenex ®  Energía Hidratante
  2. El lavado no debe durar más de 10 minutos para evitar que
  3. Seca muy bien cada parte de tus pies para evitar la aparición de hongos por la humedad
  4. Evita hacer uso de sales o lejías ya que estas provocarán pueden llegar a resecar la piel. 
  5. Humecta tu piel con una crema hidratante.
  6. Procura hacer uso del talco
 
Si detectas que las uñas de tus pies tienen un color amarillo o la piel de tus pies no tienen una apariencia sana  te recomendamos visitar a un podólogo para evitar infecciones y lesiones. 




SUSCRIPCIÓN