Consintiendo tus pies

Tus pies son maravillosos, te llevan de un lado a otro y no solo sostienen tu peso sino el de tu ropa, bolsa y demás objetos que transportas día con día de un lado a otro.
 
Es importante que de vez en cuando te preocupes por relajarlos y eliminar el cansancio de los mismos. , por eso compartimos contigo un remedio que te puede ayudar a lograrlo.
 
Necesitas:
- 1 lt. de agua 
- ½ tza. De azúcar
- ½ tza. De sal de mesa
- 5 cdas. de aceite de oliva
- ½ lt. De leche
- 10 hojas de menta o hierbabuena.
 
Calienta el agua con las hojas y apaga el fuego una vez que hierva.
Retira las hojas y agrega la leche.
 
Coloca la preparación en una tina donde puedas sumergir tus pies.
Mezcla la sal, el azúcar y el aceite de oliva para poder tallar tus pies, realiza movimientos circulares para aliviar la tensión y humectarlos.
 
Déjalos reposar por varios minutos y enjuaga con un poco de agua. Aplica un poco de crema humectante y ponte calcetines antes de dormir para conservar la sensación de alivio.
                                                                                                  
Fuente: Orlando, Manuel, (2015). Guía de salud y belleza, México: de Panorama, 1ª edición. Pág.:
147




SUSCRIPCIÓN