Exfoliando mi cuello

A todas nos gusta lucir un escote y un cuello preciosos, por lo mismo, es importante cuidarlo como cada parte de nuestro cuerpo, con algunas atenciones especiales para lograrlo.
 
Existen series de ejercicios que nos ayudarán a estirarlo y fortalecerlo, pero una vez al mes, es necesario realizar una exfoliación.
 
Necesitas:
 
2 cdas. de miel
1 cda. De yogur natural
3 almendras
15 gotas de judo de limón
 
Licúa todos los ingredientes y aplica en tu cuello limpio con un ligero masaje para dejar reposar por cinco minutos. Enjuaga de manera normal durante el baño y notarás un cuello más terso.
 
Orlando, Manuel, (2015). Guía de salud y belleza, México: de Panorama, 1ª edición. Pág.:78




SUSCRIPCIÓN