Higiene para personas en silla de ruedas

El aseo es una de las actividades más importantes, sobre todo en aquellos que utilizan accesorios para poder tener movilidad.
 
La silla de ruedas es uno de los accesorios de ayuda para transportar a las personas mayores o que perdieron la movilidad en las piernas pero, ¿qué elementos son necesarios a la hora de la ducha para lograr hacer el aseo correcto?
 
Lo primordial al realizar el aseo de una persona en silla de ruedas en casa es contar con los elementos necesarios para prevenir accidentes y realizar el lavado adecuado. Te recomendamos:
 
  • Instalar barandillas alrededor de la regadera y del WC.
  • Coloca una toalla gruesa o una alfombra de baño para evitar resbalones y caídas al salir de la regadera.
  • Coloca una silla de plástico dentro de la bañera para poder tomar el baño de manera segura.
  • Procura mantener el agua a una temperatura templada.
  • Seca bien la piel e hidrata con cremas corporales y protectoras, especialmente en donde se encuentren marcadas las estructuras óseas.
  • Utiliza dos esponjas, una para cuerpo entero y otra exclusiva para las áreas genitales.
 
Las duchas deben ser diarias, ya que las piernas pueden llegar a tener sudoración debido al tipo de material que contenga los forros del asiento de la silla, así la persona se mantendrá fresca a lo largo del día.
 
En caso de que la persona tenga llagas o laceraciones se necesitará realizar el lavado con un jabón neutro principalmente, ésto ayudará a cuidar la piel y evitar infecciones o irritaciones. Te invitamos a leer la nota “Lavado adecuado de heridas” para mayor información.
 
Infórmate en los centros terapéuticos y de rehabilitación sobre artículos especializados para complementar tu baño y brindarle un espacio adecuado a sus necesidades. De esta manera a la persona logrará sentirse lo más independiente posible al realizar su ducha diaria, beneficiando así su estado de ánimo.
 

Fuente: Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la SEN




SUSCRIPCIÓN