Lavado adecuado de toallas

No hay nada mejor en el día que el llegar a casa después del trabajo, tomar una ducha con Jabones Kleenex® y salir de ella para envolverte en una suave toalla, sin embargo, este momento placentero se puede ver alterado por diversos factores, entre ellos la textura de la toalla.

Es un elemento que se utiliza diariamente, por ello se debe de tener la higiene adecuada, pero, debido a los procesos de lavado, su apariencia y color pueden sufrir alteraciones provocando una sensación áspera al entrar en contacto con la piel. Para prevenir que ocurra esto te compartimos varios trucos a la hora del lavado que ayudarán a alargar la vida de tu toalla. 

Realiza una carga exclusiva de toallas, esto ayudará a que no absorba los colores de otras prendas de ropa y evitará que modifique su textura. Procura que las cargas sean moderadas para que cuenten con la movilidad necesaria y tenga la limpieza adecuada. 

Cuando termine el lavado retirara de la lavadora y sacúdela de dos a 3 veces, esto ayudará a corregir su forma. Cuélgala en el exterior y ponla a secar evitando que le dé la luz del sol directamente. 

Recuerda que antes de utilizar una toalla nueva debes lavarla con la mitad de medida de jabón y un poco de vinagre blanco, esto ayudará a reforzar los colores sobre la tela. Siéntete segura de usar el vinagre blanco, su olor desaparece con el ciclo de lavado. 


Disfruta de la textura y apariencia de tu toalla por más tiempo. 


Fuente: Uncomo, Red Link To Media S.L.  




SUSCRIPCIÓN