Lavanda y eucalipto para disminuir la piel grasa

La genética determina el tipo de piel que tendrás la mayor parte de tu vida, aunque la edad y los cambios físicos pueden hacer que tu tipo de piel cambie con cada etapa de tu vida.
 
Por esto, si ti piel es grasa y quieres disminuir este efecto, te decimo cómo lograrlo.
 
Deja reposar 1 taza de agua destilada con lavanda y 5 hojas de eucalipto en un frasco de vidrio en refrigeración.
 
Puedes hacerlo por la mañana y dejarlo reposar durante el día.
 
Al final del día, después de lavar tu cara, aplica esta loción con un poco de algodón y dando golpecitos con él. Deja que absorba y estarás lista para dormir.
 
Ve cómo poco a poco tu piel va cambiando y luce más sana.
 
2013. El pequeño Larousse de los consejos y secretos de las abuelas, Barcelona: de Larousse, Edición en español. Pág.:180 




SUSCRIPCIÓN