Limpia tu cutis

A todas nos gusta sentir una piel mucho más fresca y tersa, por eso necesitas refrescarla constantemente y eliminar células muertas frecuentemente, para eliminar impurezas y recuperar un aspecto jovial.
 
Son muchos los factores que pueden contribuir al daño como el polvo, la contaminación, los rayos de sol e incluso algunos productos que utilices que no sean para tu tipo de piel.
 
Si notas algún cambio resequedad en tu piel, es importante que pongas manos a la obra para solucionarlo.
 
Si quieres preparar una mascarilla que te ayude a refrescarlo, puedes machacar 1 zanahoria cocida con 1 cda. De aceite de oliva, 1 cápsula facial de vitamina E y 1 cda. De avena.
 
Aplica sobre tu rostro limpio y deja reposar por 20 minutos, enjuaga con agua tibia por las noches antes de dormir.
 
 
Fuente: Orlando, Manuel, (2015). Guía de salud y belleza, México: de Panorama, 1ª edición. Pág.: 63




SUSCRIPCIÓN