Té blanco, un buen antioxidante

Seguramente has escuchado en más de una ocasión hablar del té blanco y de los beneficios que puede tener en tu cuerpo consumir una taza al día. Uno de sus principales poderes es ser un buen antioxidante.
 
Cuando las hojas del té blanco se recolectan, solo se ponen a secar de las gotas de lluvia y tiene que ser antes de que las yemas nuevas abran. Las hojas son pequeñas de un color verde desgastado porque ya están secas.
 
El té blanco, verde y rojo son considerados como antioxidantes, pero es el blanco el que te puede dar mejores beneficios.
 
Es bajo en calorías, protege la producción de lípidos porque se dice que es más potente que la vitamina E y C. Ayuda a adelgazar de forma natural y hace que nuestro cuerpo elimine toxinas más rápido
 
Tomar una taza diaria nos protegerá de infecciones, infartos, padecer enfermedades cardiovasculares, azúcar en la sangre, refuerza nuestras defensas y reduce los niveles de colesterol en la sangre.
 
¿Nos tomamos una taza de té blanco?
 

Fuente: La Guía de las Vitaminas




SUSCRIPCIÓN